18 feb. 2017

40 años después... (Relato)

Cuarenta años después, todo era un caos silencioso que la ahogaba. El gran amor de su vida, yacía postrado en una cama donde se había ido desvaneciendo cada día un poco más y más, perdido en un mar de desdibujados recuerdos.
Un laberinto de memoria reseteada donde ella ya no tenía lugar. Había dejado de ser su reina hacía seis años atrás. Ahora era como un signo de interrogación; una desconocida que nunca existió en su vida.
Suspiró y agarró su mano entre las suyas. Siempre había sido grande y fuerte, la había enlazado tantas veces al pasear juntos; pero ahora, era tan débil y delgada, que las venas parecían hilos azulados a punto de quebrarse por donde apenas discurría vida.
Una envalentonada lágrima se deslizó por el terciopelo semiarrugado de su mejilla izquierda y se perdió entre sus labios trémulos. Habían habido mentiras en esos cuarenta años de vida juntos, pero habían sido tan felices juntos. Él había aceptado su limitado cuerpo plagado de enfermedades que la consumían en dolor y cansancio. Había sido capaz de cuidarla y amarla, aún cuando habían habido más días malos que buenos. Nunca una mala cara, nunca una mueca.
Sabía que él ya no era él, pero, ¿qué iba a hacer sin su presencia? Ya no tenía a nadie más a su lado. Él era toda su familia. Era su todo y sin ese todo, el vacío era demasiado abismal para querer seguir viviendo. Todo sería un desierto demasiado extenso y demasiado asfixiante para vivirlo sola.
En ese momento, él abrió sus ojos y la miró. Pareció reconocerla porque su boca se curvó un poco hacia arriba y su semblante se suavizó. Ella, se acercó hasta él para comprobar que no soñaba y pudo verse reflejada en el espejo de la medianoche de sus ojos. No pudo evitar sonreír. Sí, la reconocía.
¿Acaso había sentido que le necesitaba? Si era así, significaba que aún seguían conectados el uno al otro de alguna manera y eso era más que nada en ese momento.
Acarició su cabeza, ahora calva, y le robó un beso. Uno largo, lleno de vida y de amor. Lleno de agradecimiento. Lleno de ternura y miedo. Incluso tuvo la sensación de que lleno de un veneno llamado despedida.
Cuando se separó de sus labios y le susurró un te amo, volvió a abrir los ojos para mirarlo, para descubrir rota en mil pedazos, que él ya se había ido. Había vuelto un instante para después marcharse para siempre.
Una vez más, le había dado un último regalo. Un último beso que llevaría tatuado a fuego por siempre jamás, hasta que un día, sus almas volvieran a estar juntas para toda una eternidad.
Y con esa esperanza, sus ojos se anegaron de lágrimas y rompió a llorar en aquel silencio oxidado impregnado de muerte y de cuarenta años de amor al mismo tiempo.

10 feb. 2017

De Vuelta...

Hello everybody, I´m back!!!

Y lo suelto así, en inglés, que parece que hasta impone más. Sólo me falta una puerta para hacer una entrada triunfal con confeti de colores cayendo por todos lados y, efectos de gente vitoreando en el fondo. Iba a hacer un vídeo haciendo eso y subirlo, pero para que nos vamos a engañar, ni me gusta que me graben ni tampoco quiero causar pesadillas a nadie. Así que lo dejaré aquí escrito y allá cada cual con su imaginación.

Sé que decidí cerrar mi blog después de que mi padre falleció. Creí que cerrándolo y empezando un nuevo blog... Y otro... Y otro más... Sería bueno. Una nueva vida, un nuevo blog; pero me equivoqué. ¿Creéis que si lo he intentando 6 veces y ese número es el del diablo, hay alguna mala conexión? Me fascina lo paranormal, pero todo tiene un límite. 

He vuelto a reactivar mi twitter y ahora mi viejo y adorado blog. 

Sigo enferma y sumando más y empeorando. Yo es que ya ni me sorprendo. 

Ahora estoy casada. Lo sé. Yo que no creía en el matrimonio ahora llevo casi 4 años con un hombre maravilloso y soy Sra. de ...... (bua, suena fatal en español, me quedo con el Mrs. en inglés que hasta parece que da categoría y por lo menos no me hace sentir una mujer de 90 años, aunque mi cuerpo por dentro parezca de 200 años).

Ya no vivo en España, sino en EEUU. ¿Quién me iba a decir a mí, que a mi edad, iba a hablar el inglés con desparpajo? Increíble! Eso sí, no os alucinéis que no estoy ni en New York, ni en LA ni Miami. Estoy en uno de los sitios del Sur más aburriiiiiiiiiiiiido que te puedas echar a la cara, pero ya me he acostumbrado así que, a mi manera, soy feliz.

Mi marido es exmilitar, un Airborne. Pobre fastidiadete de la espalda, las rodillas y los tobillos por tanto salto en paracaídas, pero trabajador. Fuera de casa, en casa para que arregle algo puede pasar siglos. Así que quien acaba haciendo la mayoría de las cosas soy yo. Tengo el master en fontanería, electricidad, montar muebles y configurar y arreglar tecnología punta. 

Y vivimos con dos beagles peludetas que son una alegría y un estrés al mismo tiempo que para qué.

El resto de cosas, pues ya las iré contando poquito a poco.

Ains, cuanto he echado de menos mi blog!!!!

Un abrazo a todos.

7 jul. 2012

Todo tiene un final..

Este año en que he perdido el ser más importante de mi vida, y en el que muchas cosas han quedado atrás, he decidido dejar este blog...

Abro otro que será en la misma línea, o al menos es lo que quiero; pero es que me es imposible seguir en este. A veces me pongo delante de la pantalla y me quedo mirando el espacio en blanco un rato. A parte del bloqueo es que siento que ya no debo seguir escribiendo aquí... Es como si con todos los cambios acontecidos, este debiera ser uno más...

Me he repitido una y mil veces: "Vamos Nefer, anda que no estás cargada de puñetas!! Engaaaa, amos que tú puedes!!" Pues no, ni puedo y creo que ni quiero. Si mi vida ha dado un giro de 360ºC, que lo de del todo. Ya que no me ha avisado, pues que menos que decidir algo, no? Si no es mucho pedir, claro está!!

Así que el/la que quiera, puede encontrarme o bloguearme en:

Siempre nos quedará... Algo!

Gracias por tanto tiempo estando en esta humilde morada. Espero encontraros a muchos de vosotros en el otro blog. Si no es así, de nuevo gracias!!!

Un beso, un abrazo, un saludo, un... lo que queráis!!!

Por siempre...

Nefer 

PD: Quien iba a decirme a mí, que mi post 100 sería una neferdespedida y un Welcome a otro blog

3 abr. 2012

Un mes sin ti

Hoy no voy a hacer reír a nadie... Algunos lo sabéis, otros no... Algunos lo sabéis desde un principio; desde que se complicó todos. Otros por mi facebook y, otros, por mi último post en el otro blog. No te digo adiós, sino, hasta luego

Hoy hace un mes perdí a la persona más importante y querida de mi vida; mi padre...

Sé que sonaría a tópico decir que es el mejor padre del mundo (me niego a hablar en pasado, para mí, sigue estando conmigo); pero para mí es mi padre, mi amigo, mi apoyo, mi ayuda, mi existencia, mi fuerza, mi luz... Mi todo! he perdido de un golpe, todo...

En ningún momento se quejó de dolor ni cansancio; así que cuando le ingresamos el lunes día 26 de febrero para hacerle unas pruebas porque se le habían hinchado las piernas, no volvió a salir. En una semana, desapareció; se desvaneció como un pétalo de un cerezo en flor perdido entre la brisa del más allá...

Los dos días antes del ingreso, pase las noches durmiendo en el sofá-camá del salón, porque estaba a un paso de su cuarto. Cada hora se despertaba el pobre para orinar y era yo quien le incorporaba en la cama y le volvía a acostar. Yo que no tengo fuerzas para nada por mi fibromialgia, fatiga crónica y sensibilidad química múltiple (en otros posts habéis podido ver que apenas menciono de que sufro, entre otras cosas). Mi amor hacia él hizo que pudiera cuidarle, levantarle del sofá también. Recuerdo que un momento me dijo: "Parece como si hubieras estado haciéndolo toda la vida".

También recuerdo cuando le preguntaba constantemente antes de todo, si se encontraba mal y su respuesta me quema cruel en el cerebro: "No me encuentro mal. Si no fuera por lo de las piernas, estaría corriendo" (Esto fue una semana antes de que la pesadilla de mi existencia tomara forma de nuevo). En el hospital, cada vez que abría los ojos, le sonreía, cuando mi interior estaba anhegado de lágrimas y del secreto de saber que le perdía. En una de esas veces, su voz sonó clara: "Hola, sonrisa!"... O el último flan que le di, aún cuando ya estaba con el gotero, el día antes de su marcha:

"Papa, voy a comer un bocata aquí a tu lado, vale?
- Yo también quiero comer!!
- Sí? Tienes hambre? (su cabeza se movió rápido diciendo sí) Quieres un flan?
- Sí!!!"

Y se lo comió más a gusto que nunca. Dos días después, al recordarlo, pensé que aquel flan parecía como el último deseo que se le concede a un condenado a muerte, y nunca mejor dicho.

Recuerdo decirle todos los días "Te quiero mucho", y él decirme "Yo a ti también" en sus momentos de lucidez. Le acariciaba constamente alguno de sus brazos y sus piernas. Le mesaba los cabellos, le llenaba de besos; los últimos besos que le daría y que el sentiría... El domingo 4 de marzo, ya inconsciente, le pedí perdón por todo el daño que pudiera haberle causado en nuestras peleillas o situaciones. Le di las gracias por estos 33 años conmigo; gracias por cuidarme, por ser paciente, por quererme. Y que no tuviera miedo a marcharse. Que no se preocupara por mí, que iba a estar bien, que iba a ser fuerte por él. Y le canté suavito algunas cnaciones, sobretodo, "Love me tender" de Elvis Presley, porque siempre decía que le encantaba como la cantaba. y sé que me escuchó, porque una lágrima fluyó de sus ojos medio cerrados.

Aquella misma noche, la rosa más hermosa dejó de respirar de mi jardín, para pasar a estar todo cubierto de nieve, como el beso que le di en su fría frente y, con un cielo negro sin estrellas en mi mundo. El día 7 de marzo le incineramos. Antes, le cogí sus frías manos y le volví a decir "Te quiero mucho, papá" Pensando en la carta que le había escrito y le habían puesto en el bolsillo de su chaqueta en donde acababa con un: "No te digo adiós, te digo un hasta pronto"

Ahora nada más tengo recuerdos y lo más doloroso es que no puedo abrazarlos. Su olor está en todos sitios; abro su armario y abrazo su ropa, mientras alguna lágrima resbala sin permiso por mis mejillas; pero las secó rápido y no dejo salir ninguna más. Me siento como una ciega sin guía o, como una viejecita sin bastón donde apoyarse. Aunque intento cubrir mi mundo de su esencia, con esa sensación de que se ha ido a comprar y volverá en cualquier momento. Y aunque muchos me toméis por loca, sé que está a mi lado, le siento.

Os pongo esa canción que canté. Siento no ser la mejor interpretación porque no puedo evitar que la emoción me suba hasta la garganta, o que no acelere como al final, porque sólo tenía ganas de acabar.

Va por ti, papá!! Te quiero y te querré toda la vida y como te puse en la carta, hasta en el más allá; porque te quiero desde lo más profundo del alma y, el alma nunca muere.

Y para terminar, los dos poemas que leyeron en la ceremonia laica; porque tienen mucho significado y ojalá, si alguien está en esta misma situación, le haga sentir un poquito bien. O, para cuando desgraciadamente os toque vivir a algunos de vosotros, los recordéis...
Vivid todos los días de vuestra vida como si fuera el último, porque un día lo será...

Puedes llorar por que se ha ido,
O puedes sonreír por que ha vivido;
Puedes cerrar los ojos y rezar para que vuelva
O puedes abrirlos y ver todo lo que ha dejado;
Tu corazón puede estar vacío porque no lo puedes ver
O puede estar lleno de amor que compartisteis.
Puedes llorar, cerrar tu mente, sentir el vacío y dar la espalda
O puedes hacer lo que a él le gustaría:
Sonreír, abrir los ojos, amar y seguir.
La muerte no es nada

Simplemente pasé al cuarto de al lado
Yo soy yo, vosotros sois vosotros.
Lo que fui para vosotros, lo seguiré siendo siempre.
Llamadme con el nombre
Con que siempre me llamaron.
Habladme como lo hicisteis siempre,
No cambiéis el tono de voz,
No os pongáis solemnes, ni tristes.
Seguid riendo de lo que juntos nos reíamos.
Luchad, sonreíd, recordadme…
Que mi nombre sea pronunciado en casa como lo fue siempre.
Sin ningún énfasis, ni asombro de sombra.
La vida significa todo lo que siempre fue.
El hilo se cortó.
¿Por qué tendría que estar ausente de vuestros pensamientos?
¿Sólo por qué no me veis?
No estoy lejos…
Estoy no más del otro lado del camino.
Charles Peguy
(Filósofo francés)

21 feb. 2012

Cuando la peña empieza a desvariar...



Me gustaría saber, porque a veces, sin comerlo ni beberlo, me quieren meter en tinglados en los que ni siquiera he abierto boca. Y mira que este último, viendo la imagen que he puesto, os podéis imaginar por donde van los tiros.

Es cierto que, pese a mi situación, se puede contar conmigo para muchas cosas. Qué hay que hacer un vídeo con fotos artísticas (desnuda), allá que estoy en pelotillas (juro que el albornoz se me resbaló del cuerpo, no fui yo que me lo quité en un abrir y cerrar de ojos, ejem ejem, jijiji). Qué hay que ir a hacer fotos a una misa en Sevilla (ojito a los comentarios sobre este punto porque sigo arrastrando esa mancha en el currículum), allá que estoy con plena urticaria dentro de la catedral... Y así, varias cosas.

Pero de ahí, a que me digan:"Tía (como odio me digan esto, aunque reconozco que alguno se me escapa) y si hacemos una expedición al Everest y, lo escalamos? Ponemos una bandera con los nombres de las enfermedades y quedará para siempre en el pico más alto"...

4 VECES HE LEÍDO EL MAIL!!!!
La primera vez es que no he reaccionado, la segunda he mirado si es que le había dado a algún otro sitio y estaba leyendo otra cosa, la tercera para confirmar que sí estaba leyendo lo que estaba leyendo, y la cuarta, para asimilar que no era una broma.

Pero, es qué estamos todos locos o qué? Yo el resto no sé, pero algo así es que ni loca, ni 'jarta' vino y, ni aunque viniera una ola megagigante y hubiera que subir ahí. Qué no!! Qué me niego y punto!! Yo es que ir perdiendo dedos no es lo que más me motiva en este mundo, la verdad sea dicha. Son recuerdos de familia. Mis dedos y yo estamos muy apegados, formamos una piña bien chula, a la que no estoy dispuesta a renunciar porque haya peña que ha empezado a desvariar a más no poder.

Me hace gracia cuando dice "Lo escalamos?" Eing? Encima vamos de chulas y sobradas. Para que vamos a ascender hasta media montaña, pudiendo escalar hasta coronar la cima. Pico aquí, cuerda allá y listos!! Vamos hombre, y como nos pongamos tontos, a manos libres aunque nos salgan callos. Y nada menos que para dejar una bandera con nombres de enfermedades. Ya si eso, ponemos: "Unas enfermas estuvieron aquí" y acabamos con los ánimos de todo aquel que llegó con sudor y lágrimas arriba. Hala, chaval, que no has conseguido nada con lo que has hecho. Nosotras 'joías' y maltrechas hemos llegado por la parte chunga y tan panchas. Patada voladora en toda la boca!! Los psiquiatras nos agradecerían la locura porque se les iban a llenar las salas.

Y el frío!?!?! 'Joé', que ilusión más grande me hace después de haber tenido a Mr. Siberiano tanto tiempo en casa, verdaderamente, es lo que más me apetece. Si es que hay gente que sabe como hacerme feliz. Y ya no digo cuando nos "sorprenda" una tormenta; qué ya tiene delito que estando en un sitio así, aún haya alguien capaz de decir: "Nos ha sorprendido una tormenta y no sabemos cuando podremos continuar" O sea, en serio? Por más que lo intento no me imagino a ese cambio repentino de temporal gritando: "Sooorpreeesaaaaa, tormenta de 4 días y más frío" Yuuuhuuuu, viva la fiestaaaa!!! Todo confeti, samba y alegría ¬¬

Ya puestos a divagar, creo que hay algo peor a todo esto. O nos hacían una serie, o... (estoy sudando sólo de pensarlo), un especial 24h desbancando a BigBrother y toda la monserga de realitys. 'Amosss, amooosss, aaaammooooosssss'. Qué me he estado informando y es mucho tiempo ahí tiradas como simples colillas. Os imagínaís 2 meses o más de retransmisión? 'Pa' morirse y no resucitar. A ver quien tiene narices a bajar después con todo el lío que habría en todo el mundo? Venga gente a pedir autógrafos, fotos, prensa, entrevistas, platós, la película en 3 entregas (y hasta puede que dé para más, porque con la suerte que tengo, es capaz de salir a darnos la bienvenida el mismísimo Yeti vestido de gala y todo), los pre-estrenos... Uy, quita, quita, yo mejor me quedo en mi sofá, disfrutando de mis libros, alguna peli o serie que otra y de vosotros. Y no, no me camela que en el Everest, desde el 2010, haya internet y telefonía móvil.

Yo, como mucho y anónimamente, haría
esta ruta , pero óbviamente sin llegar al campamento base (si alguna/o lo mira, la imagen del puente colgante medio destrozado no tiene desperdicio). Y la bandera, se la daría a alguien que fuera a partirse el alma escalando hasta la cima. Pero únicamente poniendo en diferentes idiomas: "Tonto el que lo lea". La cara que pondrían sería de foto ;)

Pero vamos, que en el mundo hay sitios que me llaman la atención más que este (el pobre es que ni me guiña el ojo) y, a los que espero poder fotografiar y disfrutar.

18 ene. 2012

Dos en un baño

(Foto extraída de pichicola.com)

Es bien sabido que a muchos de vosotros, al séctor masculino, os pasa la típica pregunta de, por qué las mujeres van de dos en dos al baño? Sigue siendo la pregunta misterosa del siglo, de este, del anterior, del próximo, y de todos!!. Y mira que yo soy fémina, pero rehuyo, odio, no entiendo, me exaspera esa acción. Y peor es cuando he salido a tomar algo o comer/cenar en la que se implicaba la mezcla de chicos y chicas, que la que se levantaba se ponía enfrente de mí o al lado fulminándome con la mirada porque yo no hacía ademán de levantarme y acompañarla al baño; o si era yo la que tenía la urgencia, colgaba inmediatamente del ambiente un "Voy contigo!!" con la puesta automática de mis ojos en blanco y pensamiento de "por qué, Señor? Por qué?"

A mí es que me corta, sinceramente. No me apasiona estar escuchando como hace pis otra persona, y si encima te toca alguien que no se corta y hasta se tira ventosidades, ya es para morirse; eso con suerte que no acabe haciendo de vientre y el aroma te tire de espaldas. Además, dentro del baño hay otras dos momentos guapos de verdad:

1- Que el baño tenga el WC sin puerta y viva la fiesta de bajada de ropa interior y mirar para otro lado...

2- Que el baño tenga los WC con sus respectivas puertas, y aún así, se encierren contigo para tres cuartas partes de lo mismo explicado arriba.

Total, para las mismas conversaciones idénticas de siempre:

- Crees qué le gusto?

- Crees que me ligará al Sr. X?

- Hoy está que se sale de guapo...

- Has visto a la última que ha entrado? qué horror!! tanto de ropa como de cuerpo... Y qúe me dices de su cara? me muero...

- Tía, estoy en un sinvivir, he engordado medio kilo, y se me nota en las caderas, a qué sí?

- Si hoy no acaba comiendo de mi mano con este conjunto matador, es qué es gay!!

- Qué buenorro está el de dos mesas más a la derecha de nuestra mesa?
- Perdona, te recuerdo qué tienes novio?
- Y?

Y así, una variedad increíble. Como imaginaréis, yo activo mi botón de desconecte total. Los "ajá" y "sí" o "no", los voy soltando a boleo. ahora, como caiga un sí en lo de los quilos, qué Dios os pille confesados!!! porque la llorera puede ser monumental...

Cuando sales del baño, tienes que soportar esa mirada socarrona de todos los tíos habidos y por haber que haya en el local, y la sonrisa medio torcida de pensamiento calenturiento corriendo por su pequeño cerebro. Y entonces, si es a mí a la que preguntáis:

- Qué hacíais en el lavabo tanto rato?

No me va a quedar de otra que contestar:

- Compárabamos pechos!! ella tocaba las mías, yo las suyas. Mirábamos quien tiene el culo más terso y no quedaba otra que darnos palmaditas la una a la otra para probar...

Para que aclarar nada si váis a seguir pensando lo mismo, sin creer nada. Pues hala, como buena samaritana, os alimento más las media neurona...

Y aunque he conseguido escapar de tretas de acompañantes lavabiles; debo confesar que hace un mes, fui acompañada al lavabo... Pero antes de que nadie sonría para sí, debo decir que mi acompañanate fue una superpeque de 7 años.

Y le pese a quien le pese, es la primera vez que no tuve que soportar esa retahila absurda de chorradas. No! Tuve una conversación como Dios manda:

Yo:- Qué has pedido que te traigan para Navidades?
Peque:- Un gato y un perro que hablan.
Yo:- Y no se pelearán?
Peque:- Nooooooo, para nada. Y tú?
Yo:- No sé, lo que quieran.

No tuve que soportar el retoque eterno de maquillaje de la acompañante en el espejo, del peinado, ni de dar cien mil vueltas mirándose el cuerpo y la ropa. Pero sí tuvimos un cuerpo a cuerpo con el bote de jabón de manos; no había manera que soltara un poco de gel!! Y por último, una guerra "manil" de haber quien fastidiaba más una a la otra para que no se secará las manos en secador...

Y lo mejor, al salir, nadie en todo el bar, nos miró con recochineo...

7 ene. 2012

Melodía de un sol menor




Desde una desvencijada gramola, me envuelve la melodía cascada y desgastada de lo que nunca seremos tú y yo. No lleva ritmo de tango ni bolero; ni tan siquiera de una balada donde poder olvidar que intento olvidarte; y tal vez, así, dejar de evocarte.

El disco de lágrimas secas y oxidadas, resquebrajan la aguja del tiempo donde se pudren las horas, los kilómetros y nuestra existencia. Y aún así, danzo en busca del filo de tu abismo sin más paracaídas que tu sonrisa; rozando tu imagen en la hiedra de mi mente y deslizándose por mi cuerpo como lluvia ácida de locura y agonía.

Y es que ese océano azul verdoso de tus ojos, casi a juego con los míos, me da a imaginar que en cualquier otro lugar, no importa el sitio ni el momento, en el rincón roído de otra época, tú y yo seríamos uno, sin distancias ni barreras.

Compartiríamos una luna que ahora vive a destiempo y a galope entre tu cielo y el mío, mientras las estrellas se consumen en el aliento de una mañana pintada de tu ausencia y sin el rocío de tus labios.

Compartiríamos la poción de un "te amo", silenciado entre las manos del destino, intentando esquivar sus espinas y venenos, pero sin poder evitar algún que otro contratiempo incierto y borracho de amargura.

Y en cambio, sigo aquí, sin una simple letra tuya con la que amarrar y acompasar esta melodía de un sol menor; un sol que apenas brilla tras las puertas de mi mundo, pero que ilumina mi alma deshilachada para esperarte tras las rejas de la muerte y pasear juntos por las calles de lo que pudo ser y nunca fue.

Allá donde la eternidad se viste del paraíso de tu esencia y la soledad es un leve recuerdo de lo que un día encarceló mi corazón hasta casi mutilarlo, dejando tan sólo un latido ebrio; un latido que lleva tu nombre y mi amor unidos, bailando entre los visillos de los sueños a través de una gramola desvencijada y medio rota...

3 ene. 2012

Habrá un día...



Habrá un día en que no se me vea la sonrisa a través de una mascarilla, o que mis ojos se tornen vidriosos y sin luz, haciendo que la hierba de ellos se seque sin lluvia que la riegue...

Pero tú; tú seguirás siendo mi latido más hermoso, sincero y vivo.

Y quisiera arrancarte, pero es como si hubieras germinado en cada poro de mi piel y sin ti ya no soy yo. Y aunque eres vida y muerte al mismo ritmo, aunque la tristeza está morando en medio del pecho, no imagino no pensar en ti...

Siempre conmigo aún cuando tu existencia y la mía no crucen caminos...

Siendo tan sólo un secreto prendido de este corazón marchito que tú haces revivir a medias jornadas; guardando en silencio tu imagen en la cárcel de mi mente, en donde ninguna enfermedad me quite tu esencia para sonreír y cerrar lágrimas para dentro.

2 ene. 2012

Cambiando el 1 por el 2



Ya sabía yo que había hecho bien en no escribir el 1 de enero... Este año, no sé por qué, me levanté feliz, espitosa, parecía que si salía a la calle iba a comerme el mundo.

Este año no lo celebré abrazada al WC vomitando como todos los años (bueno, el 2011 tampoco pasó) Siempre me he puesto malísima, con la consecuencia de parecer que vaciaba todo lo malo que me habia pasado en el transcurso del año...

El 2011 no tenía narices a entrar por la puerta porqué lo fulminé con la mirada, y en cambio, al 2012, le abrí yo la puerta con confeti en la mano, sombrerito y espanta suegras. Le cogí de la mano y me puse a dar vueltas con él en el salón (pedazo mareo),contoneo de cadera y guiñito de ojos. Este se acojonó por tanta efusividad. Creo que me miraba desconfiado esperando que en cualquier momento le sacara el cuchillo jamonero y lo fuera cortando a lonchas bien finas.

Lo abracé como a un muñequito de goma haciendo que se le desorbitaran los ojos y le dejara sin aire. Quiso escapar de mis risas alocadas, de mis sobeteos, del brillo divertido de mis ojos; pero le enganché de las piernas a pesar de sus súplicas por que le soltará. Cayó de bruces, clavó las uñas en el suelo, y aún así lo arrastré hasta la cama y lo acurruqué conmigo (no, no hicimos nada obsceno; y me puse a cantar con ese colocón de felicidad brincando por cada rincón de mi cuerpo...

Dormí poco y me levanté genial. Seguía sientiéndome flotar en el ambiente. Todos en casa alucinaban (ojo, que por fortuna eran 3) Cuando normalmente, todos los comienzos de año me levantaba con el semblante oscurecido y la nube negra persiguiéndome a todos lados, ese año yo era la alegría personificada. Millones de ideas surcando rápido mis pensamientos, fuerzas para todo, y arrancando el motor de mi existencia para ponerla a 1000km/h.

Pero hoy es otro cantar. Ya me parecía a mí!! Hoy tengo de esos días en que arrugaría mi mundo como un simple papel y lo lanzaría por la ventana más próxima (paso de esfuerzos). Tengo el mal humor por traje y encima adhesivo; por más que intento, el condenado se ha adherido a la piel y cualquier tira (eso de depilarme todo el cuerpo a lo bestia no me llama la atención, para que nos vamos a engañar)

Empiezo a sospechar que los quicos con los que celebré las campanadas estaban caducados y me crearon alucinógenos sentimentales; es la única explicación que encuentro a ese día tan extraño

31 dic. 2011

Para el 2012



No voy a desear el típico "Feliz Año Nuevo" porque es algo que puede hacer sentir mal a muchos. Sí voy a pedir a este año que las malas circunstancias se solucionen a muchos, que los sueños sigan haciendo vibrar el corazón y siendo motivo de ilusión y fuerzas; que la oscuridad se convierta en luz y la desesperanza en luciérnagas de colores.

Sí voy a pedir que los que tenéis salud, sigáis gozando de ella y no caigáis en el infierno de las enfermedades. A los que estáis pochitos pido que no vaya a más; que la gente acepte que muchos tengan que salir con máscaras a la calle y se convierta en algo normal, y que el resto no den de lado a quien necesita apoyo y amistad.

Saliendo mi parte egoísta, voy a pedir y desear con todas mis fuerzas, seguir teniéndoos a mi lado (sea en persona o a través de una pantalla) Que podamos seguir compartiendo risas, payasadas, ánimos, energía positiva, cariño, lágrimas, fuerzas, esperanza, locura...

En una palabra... VIDA!

Y si el 2012 tuviera que hacerme un regalo, deseo desde lo más profundo de mi ser, poder escribirme con alguien que es muy especial para mí. Eso haría que la SONRISA de mi CORAZON fuera aún más amplia, grande y contagiosa.

Siempre vuestra... Nefer

Un renibeso

PD: Gracias por haber plagado este año de buenos momentos para mí. Me siento afortunada de teneros en mi vida de una manera u otra, e inmensamente rica de buenas sensaciones